El pastor que fue sicario de Pablo Escobar

Edier Ruiz, un hombre que trabajó para uno de los narcotraficantes más poderosos, entregó su vida a Jesús cuando estuvo en prisión y hoy es pastor de una iglesia evangélica.

Tenía 13 años cuando empezó a trabajar en la fundación “Medellín sin Tugurios” una organización liderada por Pablo Escobar. Allí él era el encargado de hacer “mandados” como muchos otros, lo hizo por cumplir el sueño de su madre y hermanos, el de tener casa propia, ya que el narcotraficante empezó a prometer casas para los más pobres de Medellín, Edier fue uno de los beneficiados.

A sus 14 años empezó a manejar armas y cada vez más subía de rango, al punto de ser el encargado de la seguridad del barrio, trabajó alrededor de 10 años con el narco, dos meses después de su muerte, en febrero de 1994, estando ya Edier en la cárcel, todo terminó, tres años más tarde entregó su vida a Jesús.

En entrevista con “ElObservador” Edier aseguró que tiene un Dios que perdonó sus pecados y lo limpió de todas sus maldades, después de haber sido sentenciado a 48 años de prisión, por su buena conducta estuvo tan sólo 12, hoy cuenta su testimonio para bendecir a otros, dirige una iglesia evangélica colombiana, está junto a su esposa y sus hijos sirven a Dios.