El poder de la oración cambia tu hogar

La oración es, el cómo luchas contra tus adversidades en tu matrimonio, todos los días tenemos un motivo para orar y el primero o el más importante es establecer una relación con Dios, conocerlo y estar íntimamente conectado con el Espíritu Santo, orar  nos acerca al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más lo necesitamos (Hebreos 4:16), es tu escudo contra las asechanzas del diablo según (Efesios 6:11), ataques contra ti y contra tu casa, la ansiedad, la depresión, el desánimo y la distracción, maneras de desviarte,  de tener un devocional diario en tu lugar secreto (Mateo 6:6), busca un lugar  para desconectarte del mundo afuera y poder conectarte  con el Señor y recibir su consolación y consejo.

Si entendiéramos que siempre él está ahí para nosotros, no lo haríamos esperar a diario por un poco de nuestro tiempo, cuantas veces  le hemos  dicho “ Señor todo lo que tengo es tuyo”, pero el tiempo es nuestro y no le damos unas horas de las 24 horas del día, cuando somos los primeros en ser bendecidos cuando le buscamos , yo creo con todo mi corazón que él nos espera para tener  una relación seria con nosotros, una relación de amor , por qué sabes Dios habla de muchas maneras a nuestras vidas, a través de la palabra de Dios, claro, cuando la leemos , en la adoración pues es una conexión de muchos voltios de poder, que cambian nuestra mentalidad, somos renovados y esto es  por qué él está buscando adoradores que le adoren en espíritu y en verdad, y nos anhela celosamente.

Nuestros esposos o esposas deben enfrentar luchas, dificultades a diario, seducciones, peligros y maquinaciones de nuestro archienemigo, ¡pues satanás esta como león rugiente esperando a quien devorar! (1 Pedro 5:8), razones por las que deberíamos presentarlos cada día ante Dios e interceder por sus vidas.

Nuestros hijos enfrentan ataques y tentaciones atrayéndolos al mundo y su entorno, el colegio, la universidad (bullying), de regreso a casa, la  tv y el internet (la pornografía), las redes sociales (relaciones ocultas) los amigos que ejercen muchas veces presión de grupo y aún personas  desconocidas por los padres  (1 Juan 2:15-16),   la oración es la manera de ejercer la soberanía de Dios en todos nuestros asuntos, orar sin cesar, tenemos el desafío de rodear nuestra casa en oración, y a través de ella ser dirigidos para tomar decisiones desde las más sencillas hasta las más  importantes,  pues la intención del diablo como engañador es neutralizar el propósito del Espíritu Santo el cual es guiarnos a la verdad de la palabra de Dios.

Orar es hablar con Dios y tal vez no entendemos la transcendencia de hacerlo continuamente o sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17), no porque sea una regla o un rito, es un acto de fe como resultado de la relación que cada uno tiene con Dios, si oras poco por ejemplo solo los domingos en la reunión dominical pues eso evidencia cuanto conoces a Dios, pero si lo haces a diario seguro tu vida será un constante oír la voz de Dios, conocerás profundamente al Señor,  ya que la palabra dice que lo hallareis porque lo buscaras de todo corazón, y eso será el reflejo de tu carácter como cristiano acercando a tu  familia a repetir ese patrón hasta provocarlos a ser buscadores de la presencia de Dios y harás que la oración cambie tu hogar.