Evangelista Morris Cerullo deja la silla de ruedas tras ser sanado

El reconocido evangelista Morris Cerullo por esta vez ve obrar la mano de Dios en su vida produciendo sanidad.

Morris estuvo cerca de 8 meses paralizado y de reposo por causa de un diagnostico grave de vasculitis en la pierna, inflamación de los vasos sanguíneos que provocó una respuesta anormal en su sistema inmunológico que daña los vasos sanguíneos, debido a esto su pierna quedo paralizada.

“Mi pierna estaba toda roja y se podía ver el fondo del mismo. Estaba en la cama, ningún médico me podría ayudar. Entonces, ¿qué hice? Confiar en Jesús y ver este milagro sorprendente” dijo Cerrullo. Luego de ser sano cuenta que sus médicos no podían creerlo, jamás habían presenciado algo igual.

Su esposa Teresa de 65 años de edad no paraba de orar por su esposo, mientras también recibía apoyo por líderes prominentes de la fe.

El proceso curativo fue durante los primeros días de julio, entonces Morris Cerullo aprovecha viajar a través de América Central y del Sur para formar a miles de ciudadanos en tres países de América Latina. Al regresar, Morris anunció ya tener planes refiriéndose a una misión de 14 días en África y otros países.

Durante su cruzada miles fueron testigos del acto milagroso. “Este es probablemente el más grande milagro que he visto en mi vida. He visto miles y miles de personas curarse milagrosamente pero nada como esto. Estaba paralizada, me tuvieron en una silla de ruedas durante ocho meses de este año “, declaró Cerullo lleno de emoción y convicción.

Morris fue sanado en octubre y de ahí fue a África, Perú, Panamá, Brasil, Israel, Londres y ahora en New York evangelizando y entrenando personas.

Por: Adangelis Villamizar