Pasos para ser un emprendedor

Por estos días la palabra emprendedor ha tomado más fuerza que nunca, tanto así que en las redes sociales constantemente vemos publicaciones que nos impulsan a ser empresarios, podríamos creer fácilmente que la situación de creación de empresas ya está lo bastante abarrotada en Colombia, pero no hay nada más lejos de la realidad.

Sí es cierto que hay un ánimo muy fuerte en los jóvenes de ser emprendedores, pero tristemente esto sólo se queda en un pensamiento, la situación de este país en la creación de empresas no es mala, pero aún se necesitan más. En este artículo te enseñaré a que tu sueño de ser tu propio jefe no quede en un simple sueño, sino que se convierta en una realidad.

Para iniciar debes conocer en lo que te vas a meter; no hablo del producto o servicio que quieras ofrecer, sino en todo lo que concierne a ser empresario, que no es poco, es mucho lo que tienes que saber para evitar dolores de cabeza más adelante. Muchas personas se convierten en emprendedores sólo porque lo que ofrecen es bueno y olvidan que para mantener un negocio se debe saber de negocios.

Como ya sabes, no basta con conocer tu producto, también se debe conocer ¿Dónde? ¿A quién? ¿Cómo? ¿Por qué? y ¿Cuándo lo vas a vender? Sin venta, no hay dinero, y creo que eso es lo que quieres generar con tu empresa. Para obtenerlo debes analizar todas las estrategias para vender.

Esta parte es muy importante y tristemente es una de las que menos se estudia, yo hago la siguiente pregunta. ¿Cómo ganarás la guerra si no conoces a tu enemigo? Muchos pasan por alto que existen otros que constantemente se están esforzando por ser mejores en lo que tú estás haciendo o produciendo. Prohibido dormir, si te duermes confiando en que eres indestructible, muy pronto alguien, sin que te des cuenta, se volverá líder en lo que tú creías ser el mejor.

Una de las causas del fracaso de una empresa, consiste en la poca información que se tuvo de sus clientes. Debemos saber que de ellos es que proviene el dinero, lo cual mantiene a la empresa en funcionamiento, por consiguiente si no hay clientes, no hay dinero y si no hay dinero no hay empresa. Por lo tanto debemos conocerlo muy bien para satisfacer toda necesidad, no sólo en cuanto al producto sino en cuanto a toda la empresa, debemos ser sus amigos o por lo menos que así él lo sienta. Conocer a nuestro cliente nos asegurará mantener un producto en el mercado

Esto es casi obvio pero créanme, hay personas que no tienen el conocimiento suficiente de lo que están vendiendo. Debes estudiar a fondo tu producto, conocerlo y sorprenderte con todo lo que puede hacer, así evitarás cualquier objeción por parte del cliente a la hora de negociar.

Como te habrás dado cuenta, para ser emprendedor debes estudiar mucho, te animo que lo seas pero con bases sólidas, donde tu empresa pueda superar las dificultades y llegar a lo más alto posible; así evitaremos entrar en la larga lista de empresas en liquidación del país.

Por: Carlos Pimienta Acosta