¿Por qué no puedes compararnos con el actor de cine?

El cine es algo mágico, nos lleva a un mundo diferente y nos presenta personajes únicos que nos hacen enamorar. Y esto precisamente es lo que le pasa a muchas mujeres cuando van a las salas a ver una película y codean a su amigo diciendo: ¿Por qué no puedes ser así?

Entendamos algo chicas, los hombres que ustedes ven en el cine o en la televisión son personajes creados para generar precisamente lo que ustedes están sintiendo, pero después que se apaga el televisor o se sale de la sala, ellos mueren porque no son reales, y este es el punto central de este artículo, la realidad. Es bueno deleitarse con los filmes, que cada vez están más buenos, pero no podemos vivir en ese mundo de fantasía donde nos metieron por dos horas, hay que volver a nuestras maravillosas vidas, y no es ningún sarcasmo, nuestra vida es maravillosa, tenemos al mejor guionista de todos, Dios.

¿Sabes por qué se acaba una película en dos o tres horas? No es porque el cine le demande terminar en un tiempo en particular, no es porque para entrar a los premios Oscar se deba tener un límite de tiempo de visualización, simplemente es porque después aburre, tal cual como los hombres “perfectos” que quieren tener a su lado. La invitación es a no comparar y no hacer sentir mal al hombre que está a su lado.

Ahora bien, todo debemos tomarlo para nuestra edificación y pues claro que podemos aprender de esos sementales que aparecen en dichas películas, así que en nombre de todos los hombres pido perdón por no tener los abdominales marcados de Ryan Reynolds, los brazos de Vin Diésel, la altura de Dwayne Johnson, los ojos de Ryan gosling y la cara de Matt Bomer. Ups, creo que nombré solo aspectos físicos, ¿pero estoy lejos de la verdad?

La frase que me motivó a escribir este artículo la encontré en Facebook y cita lo siguiente: “Busco a alguien como tú, pero no tú. Lógica femenina”. Y esto me llevó a pensar en realidad ¿qué buscan las mujeres cuando dicen esta frase? Y sin ánimos de disputa, afirmo que buscan a un hombre con el mismo interior que su amigo, pero con un exterior diferente, o sea un man guapo; y es que el físico atrae siempre y a veces creemos que el interior se puede modificar, que lo que se ve es lo que se vende y que un chico feo no puede cambiar su condición de… feo.

Hace tiempo encontré una publicación de una página de Facebook muy antigua, Desmotivaciones, y me pareció tan acertada que dije: “la guardaré para el momento adecuado” y creo que es este. La foto tenía una pareja y debajo de esta estaba escrito: “Deja de buscar caras bonitas y encontrarás corazones hermosos”. Yo sé que eres la princesa de Dios y te mereces lo mejor porque eres su hija, pero no dejes que los estándares de este mundo te moldeen, sino que sea Dios quien te guie a la mejor elección.